Yogadarshana

Prāṇāyāma: bandhas

Inicio-Home | Aṣṭāṅga Yoga | Yoga Sūtras | Escrituras | Artículos | Textos en pdf | Glosario

Enlaces | Contactos | Derechos de autor | Acerca del autor | Bibliografia

Yamas y Niyamas | Āsanas | Prāṇāyāma | Meditación | Samādhi

Fisiologia | Fisiología sutil | Introducción | Respiración completa | Kumbhaka | Ritmos | Bandhas | Prāṇāyāmas menores

Ujjāyī | Kapālabhātī | Bhastrikā | Sūryabheda | Candrabheda | Nāḍiśodhana | Viloma | Anuloma | Pratiloma | Bhrāmarī | Práctica progresiva

 

JĀLANDHARABANDHA: CONTRACCIÓN DE LA GARGANTA

Haṭha Yoga Pradīpikā: (III.70-73): “contraer la garganta y mantener la barbilla apretada contra el pecho (hueco del esternón); jālandharabandha previene la vejez prematura y la muerte. Esta bandha se llama jālandhara porque contrae los nāḍis y detiene el flujo descendente del néctar que baja desde soma a través de la cavidad en el paladar; elimina todas las afecciones de garganta. Cuando se ejecuta jālandharabandha con la garganta contraída, el néctar no puede caer al fuego de la vida (manipūracakra), y prāṇa no resulta agitado (siguiendo un camino equivocado). Cuando la garganta está firmemente contraida los dos nāḍis (iḍā y piṅgalā) quedan como muertos; en la garganta se encuentra el cakra del medio, viśuddha, donde se unen firmemente los (nāḍis que conectan los) dieciséis puntos vitales”.

Gheraṇḍa Saṃhitā: (III.12-13): “contraer la garganta y colocar la barbilla contra el pecho. Jālandharabandha cierra los dieciséis adharas. Practicado junto con mahāmudrā, destruye la muerte. Sus efectos han sido muy comprobados y proporciona excelentes resultados. Quien lo practique durante seis meses, ciertamente logrará su objetivo”.

 

Técnica

1.- Inspirar despacio mientras se estira la espalda y se meten los omóplatos un poco hacia adentro.

2.- Cuando los pulmones estén llenos, tragar saliva e inclinar la cabeza hacia adelante y hacia abajo para presionar con la barbilla en el pecho, justo encima de la horquilla clavicular.

3.- La nuca debe permanecer estirada y relajada, los hombros bajos y la espalda recta.

4.- En la posición final, el cuello debe estar recto, manteniendo en un mismo plano la nariz, la barbilla y el ombligo.

5.- Justo antes de espirar enderezar completamente el cuello y ponerlo recto.

6.- Espirar despacio.

 

En algunos casos, dependiendo del prāṇāyāma que se esté practicando, jālandhara se mantiene durante la espiración y la inspiración. En estos casos, se afloja un poco la contracción antes de espirar o inspirar.

 

Efectos

El cierre de las vias respiratorias provocado por jālandhara durante la retención con los pulmones llenos hace que el aumento de presión en el tórax no se traslade mas allá de la glotis, especialmente a las trompas de Eustaquio.

Al comprimir la garganta, se actúa presionando los nervios que parten de los senos carótidos (uno a cada lado del cuello). Esta presión produce, por via refleja, un descenso de la presión arterial y una disminución de los latidos del corazón. Dado que la retención prolongada con los pulmones llenos conlleva un aumento de los latidos y de la tensión arterial, jālandhara compensa estos efectos y constituye una técnica preventiva ante cualquier efecto negativo de las retenciones.

El estiramiento de la nuca ejerce una tracción sobre la médula espinal, que estimula todos los centros nerviosos raquídeos.

La práctica de jālandharabandha esta contraindicada si se padece de hipertiroidismo.

 

UḌḌIYĀNABANDHA: ELEVACIÓN DEL VIENTRE

Haṭha Yoga Pradīpikā: (III.55-60): “se llama así entre los yoguis porque con su práctica el prāṇa vuela por suṣumnā. Gracias a esta bandha, el gran pájaro prāṇa vuela incesantemente a través de suṣumnā. Se llama uḍḍiyānabandha a la retracción del abdomen por encima del ombligo (de tal forma que se empuje hacia la espalda y hacia el diafragma); es el león que vence al elefante, la muerte. El que practica con frecuencia uḍḍiyānabandha tal como le enseña su guru, hasta que se produce de forma natural, rejuvenece por viejo que sea. Se debe contraer el abdomen con fuerza por encima del ombligo y hacia atrás, y en el plazo de seis meses se vencerá a la muerte, sin lugar a dudas. Entre todas las bandha, uḍḍiyāna es la mejor. Cuando se consigue dominarla, la liberación se produce espontáneamente”.

uddhiyanaGheraṇḍa Saṃhitā: (III.10-11): “contraer el abdomen tanto por encima como por debajo del ombligo. Empujarlo hacia detrás, de manera que los órganos abdominales se aplasten contra la columna vertebral. Quien practique este vuelo (uḍḍiyāna) continuamente, vencerá la muerte. Gracias a esta técnica, el ‘gran pájaro’ (hamsa), la fuerza vital (prāṇa), es forzada insistentemente a ‘volar hacia arriba’ (uḍḍīna), es decir, a ascender a lo largo del canal central (suṣumnā nāḍi). Entre todos los bandhas, éste es el mejor. Con su práctica completa se facilita la liberación”.

Uḍḍiyānabandha es una retracción del abdomen hacia adentro y hacia arriba que comprime las visceras del vientre y aumenta la presión pulmonar. Su práctica aislada se efectúa con los pulmones vacíos, aunque integrado en el pranayama se efectúa conjuntamente con jālandhara y mūlabandha cuando los pulmones están llenos.

Se aprende su técnica con los pulmones vacíos y en postura de pie. Cuando se domina su ejecución de pie, se practica sentado en posición de loto. Hay que estar en ayunas y durante todo el ejercicio los pulmones deben permanecer completamente vacíos. Si no es así, al meter hacia adentro la masa abdominal, el diafragma no se elevará lo suficiente. Solamente los practicantes experimentados practicarán esta técnica con los pulmones llenos.

 

Posición para su práctica de pie

Los pies deben estar paralelos y separados la distancia entre los hombros.

Las piernas ligeramente dobladas y las manos apoyadas justo encima de las rodillas, con los dedos hacia adelante.

Inclinar la cabeza hacia delante y efectuar un suave jālandharabhanda.

Apoyar el peso del cuerpo sobre las manos, las cuales presionarán con fuerza los muslos.

 

Posición para su práctica en loto

En posición de loto (padmāsana), inclinarse hacia adelante lo suficiente como para apoyar las palmas de las manos en las rodillas con los dedos hacia adentro.

Inclinar la cabeza hacia delante y efectuar jālandharabhanda.

Apoyar el peso del cuerpo sobre las manos, las cuales presionarán con fuerza las rodillas.

 

Técnica con los pulmones vacíos

1.- Espirar a fondo procurando vaciar totalmente los pulmones y dejar el menor volumen posible de aire residual.

2.- Efectuar una falsa inspiración con los pulmones vacíos para llevar la masa abdominal hacia adentro; mantener la elevación abdominal unos segundos (mientras sea cómoda la suspensión de la respiración) y, antes de inspirar, relajar el abdomen permitiendo que vuelva a su posición original.

3.- Si se inspira durante la ejecución de uḍḍiyāna, antes de devolver el abdomen a su ubicación normal, se corre el riesgo de una entrada violenta de aire en los pulmones, la cual podría dañar las membranas alveolares.

 

Técnica con los pulmones llenos

1.- La posición para la práctica es el loto y se efectúa solo durante la ejecución de pranayamas avanzados.

2.- Debe efectuarse conjuntamente con jālandhara y mūlabandha.

3.- Su práctica es similar a la efectuada con los pulmones vacios, aunque la masa abdominal no entra tan profundamente. En este caso, se trata más bien de un esfuerzo por retraer los músculos abdominales para empujar las vísceras hacia la columna vertebral, aumentando todavía más la presión intraabdominal.

4.- Ahora, las manos no se apoyan en los muslos y la espalda permanece recta.

 

MŪLABANDHA: CONTRACCIÓN ANAL

Haṭha Yoga Pradīpikā: (III.61-69): “presionar el perineo con el talón y contraer el (esfinter del) ano para hacer subir apāna. Por medio de la contracción de mūlādhāra, la corriente de prāṇa, que normalmente fluye hacia abajo, es forzada a subir (por suṣumnā); los yoguis llaman a este ejercicio mūlabandha. Apretando el talón contra el perineo presionar fuertemente sobre apāna hasta que inicie el movimiento ascendente. A través de mūlabandha, tanto prāṇa y apāna como nāda y bindu, se unen y proporcionan el éxito en el yoga, sin la menor duda. Con la práctica constante de mūlabandha se alcanza la unión de prāṇa y apāna, se reducen considerablemente las secreciones (de orina y excrementos) e incluso los mas viejos rejuvenecen. Cuando apāna se eleva y alcanza la zona del fuego (manipūracakra), alimenta e intensifica la llama (del fuego interior). Cuando apāna y el fuego se unen a prāṇa, caliente por naturaleza, el fuego corporal se intensifica especialmente. Gracias al intenso calor generado, la durmiente kuṇḍalinī percibe la fuerte energía y despierta de su sueño como una serpiente golpeada por un palo, que silba y se endereza. Entonces penetra en suṣumnā, como una serpiente que se mete en su agujero; por consiguiente, el yogui ha de practicar siempre mūlabandha.

Gheraṇḍa Saṃhitā: (III.14-17): “presionar el perineo con el talón del pie izquierdo. Contraer el esfinter anal. Colocar el talón derecho sobre los genitales. Presionar contra el pubis. Contraer la región abdominal hacia la columna vertebral. Este mūlabandha elimina la decadencia. Quien desee cruzar el océano de la existencia debe practicar este mudra en secreto. Con mūlabandha se controla vāyu. Debe practicarse cuidadosa y diligentemente”.

 

En Haṭha Yoga, el perineo humano, incluyendo el ano, se denomina mūla (raíz, fuente, origen). Se efectúa cuando se contrae toda esta zona, como si fuese empujada hacia el ombligo. Se practica conjuntamente con jālandharabhanda durante la práctica del prāṇāyāma.

Efectuado conjuntamente con uḍḍiyānabhanda complementa sus efectos.

 

Técnica

Inspirar profundamente y retener el aliento.

Contraer fuertemente el esfinter anal y el músculo elevador del ano, es decir, comprimir el ano y atraerlo muscularmente hacia arriba. Para ello, dirigir la atención hacia el ano (esfinter anal externo) y contraerlo. A continuación, concentrarse ligeramente encima de este esfinter, en el esfinter anal interno (situado 2 ó 3 cm más arriba), y contraerlo. en este momento se percibe una intensa contracción en toda la región anal y del perineo

Mantener la contracción durante toda la retención.

Cuando no se pueda retener más el aire, espirar y relajar el esfinter.

 

Fisiología

La contracción anal compensa el aumento de presión establecido en el vientre cuando desciende el diafragma durante las dos fases respiratorias de inspiración abdominal y retención con los pulmones llenos.

 

BANDHATRAYA: TRES CONTRACCIONES

Haṭha Yoga Pradīpikā: (III.74-76): “practicando (simultaneamente) uḍḍiyānabandha, mūlabandha y jālandharabandha, se hacer subir prāṇa por suṣumnā. De esta forma prāṇa queda inmovil en suṣumnā y se vence a la vejez, la enfermedad y la muerte. El yogui conoce estas tres bandhas que practicaban los grandes siddhas, como medios fundamentales a través de las cuales se consigue el éxito en Haṭha Yoga.

Técnica

Tras una inspiración profunda y completa se adopta jālandhara, después mūlabandha y, tras dos o tres segundos, uḍḍiyāna. En este caso, al estar los pulmones llenos, la retracción del abdomen (uḍḍiyāna) no puede ser tan completa como con los pulmones vacíos, pero el objetivo que se persigue ahora es distinto. Adicionalmente, cuando se aplican los tres bandhas, también se puede fijar la mirada en la punta de la nariz (nāsāgradṛṣṭi), creando así un efecto psicológico de control total.

Cuando se practican las bandhas con los pulmones vacíos, el orden de adopción es 1º mūlabandha, 2º uḍḍiyāna, y 3º jālandhara. Se deshacen en sentido contrario.

 

Fisiología

Cuando se aplican los bandhas durante kumbhaka, los preso-receptores mantienen la presión interna y externa. De esta forma, jālandharabandha actúa directamente sobre el seno carótido facilitando la expansión de los pulmones y la ralentización del latido cardíaco.

Cuando se aplica uḍḍiyāna, los preso-receptores situados en las vísceras abdominales entran en juego amplificando el efecto de jālandhara.

Un efecto similar se obtiene aplicando mūlabandha, el cual activa el sistema parasimpático permitiendo disminuir el latido cardíaco.

Los tres bandhas se aplican durante kumbhaka con un propósito único.

 

Inicio-Home | Aṣṭāṅga Yoga | Yoga Sūtras | Escrituras | Artículos | Textos en pdf | Glosario

Enlaces | Contactos | Derechos de autor | Acerca del autor | Bibliografia

Yamas y Niyamas | Āsanas | Prāṇāyāma | Meditación | Samādhi

Fisiologia | Fisiología sutil | Introducción | Respiración completa | Kumbhaka | Ritmos | Bandhas | Prāṇāyāmas menores

Ujjāyī | Kapālabhātī | Bhastrikā | Sūryabheda | Candrabheda | Nāḍiśodhana | Viloma | Anuloma | Pratiloma | Bhrāmarī | Práctica progresiva

© Yogadarshana – Yoga y Meditacion